Bancort: un proyecto con mucha visión

Bancort: un proyecto con mucha visión

Numerosas son las patologías o circunstancias en las que los órganos se ven afectados, de tal manera que la única solución es el trasplante del mismo, para lo cual se requiere un donante compatible.

Uno de los casos frecuentes es el trasplante de córneas. Un gran número de pacientes están a la espera de una oportunidad para recuperar o mejorar la visión. La única forma de suplir esta necesidad es mediante el rescate o captación del tejido.

Aporte a la solución
Con el objeto de ayudar a este propósito, un grupo de oftalmólogos creó, hace cuatro años, el Banco de Órganos y Tejidos – Bancort, ubicado en el barrio España de Cartagena, cerca del Hospital Universitario. El objetivo de esta institución es el rescate de córneas, aunque más adelante proyecta captar otros tipos de tejidos.

El trabajo ha sido arduo, pues además de las condiciones técnicas y científicas, se requiere cumplir con altas exigencias por parte de las entidades responsables del control de esta actividad, como son el Instituto Nacional de Salud, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – INVIMA y el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Los trámites son bastante dispendiosos y lentos. Bancort, precisamente, está a la espera de la visita de parte del INVIMA para obtener la certificación y poder prestarle el servicio a toda la comunidad de la costa atlántica.

Un proceso meticuloso
Cuando una persona requiere la donación de un órgano o tejido para ser trasplantado, debe inscribirse en el listado nacional que maneja el Instituto Nacional de Salud. Una vez el órgano o tejido es rescatado, se le hacen las pruebas, se pone en cuarentena, se realizan las valoraciones pertinentes y, terminado todo el proceso, el material queda disponible y le es asignado al paciente que, por orden cronológico, esté en el primer lugar de lista de espera.

La captación o rescate la efectúan las entidades autorizadas en Medicina Legal. Los donantes son personas fallecidas principalmente por muertes traumáticas (accidentes o violencia), previo consentimiento de los familiares.

Para el caso de las córneas, solo se rescata una capa fina y externa del ojo, lo cual no implica mayores afectaciones al cuerpo donante, pues no se extrae el globo ocular.
Los bancos de órganos son relativamente nuevos en el país. Son pocos los establecimientos de este tipo. Por otra parte, es baja la cultura de la donación de órganos en Colombia. Falta sensibilización de la comunidad frente a la importancia de donar para ayudar a otras personas a recuperar su salud y bienestar.

Se avizora el futuro
Bancort aspira, en el corto plazo, obtener la certificación de parte de las autoridades. El 21 de octubre tendrán la visita final y si es aprobado, iniciarán el proceso de rescate y distribución de las córneas y así ayudar a tantas personas que esperan trasplante para mejorar su visión.

A mediano plazo se espera ampliar la captación, a partir de la socialización y educación de las personas en temas de donación del proceso. Un solo cuerpo puede beneficiar a muchas personas, lo cual es una forma de prolongar la existencia de quienes fallecen, en la vida de otras personas.

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*