ChocQuibTown:la innovación tiene sus raíces

ChocQuibTown:la innovación tiene sus raíces

Tres músicos, con profundo arraigo pacífico, pregonan por el mundo en sus canciones lo hermoso y lo precario de esta tierra.

Por: Redacción Visión Total Caribe.

Si uno quisiera aventurarse en una definición de ChocQuibTown sería la de embajadores del Pacífico. Una agrupación, más bien una familia, en el sentido literal y metafórico del término: está integrada por Gloria Martínez ‘Goyo’, Carlos Valencia ‘Tostao’ (esposos y padres de Saba Yahani) y Miguel Martínez ‘Slow Mike’ (hermano de Gloria); a ellos, además, los unen sus raíces étnicas y la fraternidad de la música.

DSC_2900 byn

Goyo, Slow Mike y Tostao: ChocQuibTown

Nacidos los tres en el Chocó, han hecho de su música un vehículo de transformación social y de promoción de su tierra; un llamado a volver a las raíces, no con la nostalgia de paladear un pasado rancio o de enconcharse en una identidad a ultranza, sino como posibilidad de establecer un diálogo multicultural y de construir nuevas propuestas, incluyentes y abiertas a todo lo que sucede, no solo en el contexto nacional sino en el mundo.

Así, han construido una propuesta alternativa, que fusiona ritmos tradicionales del Pacífico colombiano (bunde, currulao, bambazú y aguabajo) con los ritmos del género urbano (funk, hip-hop, reggae y electrónica), pero que también mezcla sonidos caribes y norteamericanos. Han permanecido vigentes 16 años en una industria tan exigente como la musical. Son de las agrupaciones con mayor reconocimiento internacional, lo que se evidencia en sus conciertos en múltiples escenarios del exterior, en las participaciones con artistas de renombre, como el rapero francés Oxmo Puccino, el guitarrista mexicano Carlos Santana, el cantante samario Carlos Vives o el mexicano Samo. Tienen ocho álbumes de estudio, seis nominaciones al Grammy Latino y dos premios en este certamen: Mejor Canción (2010) y Mejor Álbum de Fusión Tropical (2015)

Respecto del trabajo de ChocQuibTown, el crítico musical Juan Carlos Garay escribió: “La música popular no se había contagiado tanto del folclor del Pacífico desde los tiempos en que Fuentes publicaba los discos de Peregoyo y su combo Vacaná tocando temas como Mi Buenaventura, con guitarra eléctrica”.

Los días 23 y 24 de julio pasado ChocQuibTown dio sendos conciertos en Nueva York y Washington, para celebrar el Día de la Independencia de Colombia.

Visión Total Caribe les realizó una entrevista colectiva y personal a cada uno de los integrantes de ChocQuibTown

La visión general del grupo

DSC_2286

ChocQuibTown, más que un grupo, una familia.

¿Cuál es la esencia de ChocQuibTown? ¿Cómo definen su estilo?
La esencia de ChocQuibTown son las raíces, la experiencia que como afrodescendientes vivimos. Representa la música urbana desde nuestra propia experiencia, viniendo desde lo rural. ChocQuibTown significa también un proyecto que ha hecho que mucha gente empiece a soñar y a trabajar en sus sueños y a saber que trabajando se puede.

Hay quienes le ponen reparo a la música comercial por alejarse de lo tradicional, con el propósito de darle gusto al mercado, ¿Ustedes consideran que riñen estos dos conceptos?
Eso es algo que la gente piensa porque lo ha visto en muchos procesos. Pero nosotros hemos vivido con mucha responsabilidad y altura nuestra evolución. En ningún momento nos hemos alejado de las raíces. Hay canciones que tienen un mayor porcentaje de sonido de la raíz y hay otras que tienen menos, pero son ellas mismas las que, en su desarrollo, buscan su propio cauce y tienen lo que necesitan. Eso es lo que nosotros decimos “la cereza en el pastel”: cada quien tiene su propio pastel y tiene su propio proceso en la canción.

Ustedes son un referente musical del país y han tenido gran éxito en el exterior, ¿Consideran que de no haber tenido la resonancia y los premios que han merecido por fuera hubiesen tenido la misma acogida en Colombia?
No sabemos. Ha sido un proceso. Nuestro proceso ha sido así. Antes de todos los premios teníamos uno bien importante: en los sitios donde tocábamos ya llenábamos, ya teníamos un buen cúmulo de seguidores. Nosotros siempre creímos en lo nuestro y ese es el éxito; lo demás son medios o caminos que se le presentan a uno y que son positivos, y bienvenidos sean; se ganan con mucho trabajo y con mucho mérito. No se puede separar una cosa de la otra, cada una es parte del proceso, ninguna suma más o menos, sino que todo va cobrando sentido en el gran rompecabezas de la música y de la vida artística.

Tres músicos, dos nacidos en Condoto y uno en Quibdó, han puesto a sonar la música del Pacífico por el mundo y han hecho que el país vuelva sus ojos hacia una región olvidada.

Incursionaron en la escena musical en Cali, ¿Quién les aportó más a su carrera: el Valle o el Chocó?
A nuestra carrera le ha aportado mucha gente. Uno no construye nada solo. ChocQuibTown es un grupo que ha venido creciendo durante mucho tiempo. Nuestro proceso en Cali nos ayudó mucho, porque nos permitió acercarnos a la cultura del hip-hop nacional, caleño en esa época. Poder ver en vivo a artistas de la escena local también nos motivó muchísimo para poder tener un día público e incursionar en la música. Incluso, fue la primera puerta que se nos abrió, la del RAP que nos trajo a Bogotá a participar, cerrando, con un grupo que tenía Tostao que se llamaba Mensajeros, y luego entramos en un concurso para ganarnos unas becas; fuimos ganadores; después fuimos invitados especiales a cerrar Rap al Parque y Rock al Parque en Bogotá. Muchas cosas lindas para contar en este proceso.

Su gran apuesta es porque los colombianos valoremos lo propio, sin embargo, su factor de innovación y de éxito es el sincretismo musical entre lo tradicional del Pacífico, los ritmos urbanos, la mezcla de sonidos caribes y norteamericanos ¿esto no afecta la autenticidad o la “pureza” del folclor autóctono?
Si viéramos el mundo en blanco y negro, tal vez sí. Pero no, porque dentro de todas las músicas, como el jazz o el soul, siempre cada artista le pone su toque y termina aportando algo a un sonido. El sonido urbano es el que nos conquistó; es un sonido muy actual, de nuestra época. Lo más valioso es que las raíces no necesitan explicarse tanto, porque se traen y con cualquier género que se mezclen o a cualquier género que se arrimen siempre serán las raíces y siempre estarán presentes, así unos las identifiquen más que otros.

¿Será por ese aislamiento y purismo que los aires típicos colombianos (bambuco, pasillo, guabina y hasta la cumbia) no se popularizan ni trascienden las fronteras?
Las músicas de los pueblos se conservan no tanto por el aislamiento sino por la difusión. Necesitamos más difusión de artistas locales, necesitamos que las músicas de nuestros pueblos se escuchen; que también sea un llamado importante a los gobiernos, que pongamos por ley, como lo hacen muchos otros países, que la música local tenga un poco más de importancia y que se toque en todas las radios, sin importar que sean comercial o pública.

ChocQuibTown es líder no solo en el contexto musical, sino en lo social; algunas de sus canciones son una especie de denuncia de los problemas sociales (racismo, inequidad, pobreza y saqueo) ¿Qué posición tienen frente a la realidad que vive hoy el Pacífico? ¿El ser nativos de esta zona les ha hecho más difícil su carrera?
La carrera de nosotros ha sido un poco más larga, porque nos ha tocado empezar a explicar qué es el Pacífico, a dar a conocer qué es el Pacífico y eso nos ha llevado mucho tiempo. No es que sea difícil relacionar a un artista del Pacífico, sino que no era lo que estábamos acostumbrados a ver en nuestro país, en la televisión y en ciertos espacios, pero el proceso es bonito. Es un proceso que apenas empieza, que ChocQuibTown, con los 16 años que lleva, sí ha hecho un trabajo.

ChocQuibTown es una especie de acrónimo que conjuga las palabras Chocó, Quibdó y pueblo, y en el que el grupo reconoce los pilares de su identidad cultural y artística.

Hoy día se habla del Pacífico y todo el mundo sabe qué es el Pacífico y dónde queda, gracias a Somos Pacífico, que es el himno de la región, acogido por la gente, por el pueblo, incluso por quienes no son de la región pacífica o no son de Colombia. Son canciones que se vuelven himnos e insignias y que representan mucho. En el momento en que unos las escribe no las escribe, porque el Pacífico es ciento por ciento fuente de inspiración. Tantas carencias que hemos tenido también hacen que siempre demos la batalla, que estemos en la lucha y que el Pacífico se lleve en el corazón.

Nosotros nos preocupamos siempre porque la música quede bien hecha, de calidad; que las letras sean bonitas; somos cuidadosos a la hora de decir una palabra y eso hace que la música cambie, la música se transforme. Cada experiencia nueva nos toca de una manera diferente; cada canción sale de una forma distinta, pero el Pacífico, las raíces y lo que uno ha vivido siempre está ahí. Por eso nunca la esencia se pierde.

Goyo

Psicóloga, corazón, alma y belleza africana de la agrupación. Su voz forma parte de la banda sonora de la comedia musical Annie, producida por Sony Pictures.

¿Qué tanta Psicología le aplica a la música?
La Psicología me ha servido mucho para la disciplina, las relaciones personales y a veces, cuando hay que escribir personajes o escribir una letra y concentrarse en el personaje, es necesario mirar los rasgos de la personalidad, cómo actuaría, qué le gustaría que uno le dijera o cosas por este estilo.

DSC_2518 Cl copia

Goyo, alma y voz líder de ChocQuibTown

El ser mamá ¿Cambió en algo su carrera? ¿En qué sentido?
Cambió muchísimo, porque además de que a uno se le despiertan ciertas sensibilidades, lo de las aspiraciones, las metas y el trabajo no cambian sino que se les suma una meta más: formar a Saba. Yo creo que una de las cosas que ha cambiado es que cuando viajamos ya nos interesamos por cuánto tiempo vamos a estar por fuera y si vamos a estar lejos de ella.

¿Cómo vive Saba Yahani la música? ¿Le gustaría que ella siguiera sus pasos de artista?
Saba vive la música como una experiencia natural, en la casa; vive la música todo el tiempo, porque a veces estamos escuchando canciones o componiendo. Ella también tiene unos instrumentos que se le han ido regalando (batería, timbal, guitarra…) Todo eso hace que viva una experiencia muy natural en el día a día con la música. Si decide ser artista, lo más importante es siempre trabajar por la calidad, trabajar con amor, querer siempre lo que uno hace y ponerle siempre el sello de la excelencia, o buscar ser mejor.

¿En qué va el proyecto de crear música infantil?
Ahí está. Tengo muchos proyectos en paralelo. Creo que me adelanté un poco a algo que, en algún momento, va a pasar, pero por ahora no.

ChocQuibTown es un proyecto musical – familiar, ¿Cómo logran que lo uno no interfiera en lo otro?
ChocQuibTown es un proceso; es como una escuela. Cada uno de nosotros ha aprendido muchas cosas gracias a él, a todas las experiencias que hemos vivido. También ha traído muchos cambios a nivel social, en mi cultura, y eso es bien importante; mucha gente hablando del Pacífico y de las raíces, eso es algo que hemos logrado que se contagie, no solamente en los adultos sino en los jóvenes y en los niños

Slow Mike

Aficionado a los videojuegos y a la tecnología, se encarga de los beats, la producción y los ritmos electrónicos de la banda.

DSC_2244 copia

Slow Mike, hermano de Goyo.

Su pseudónimo, traducido del inglés, significa “lento”, ¿No es contradictorio con su rol de responsable de los beats y del fraseo, que le imprime, la agilidad y el sabor a la propuesta?
A mí me dicen Slow por lo suave y tranquilo que soy en mi día a día, pero para crear y hacer música soy hiperactivo.

En Behind de Machine, ChocQuibTown se despojó del ropaje tecnológico para una propuesta más natural y tradicional, ¿Con cuál se siente más cómodo, con la que tiene el computador como recurso o con aquella más acústica y natural?
Con ambas propuestas me siento cómodo. Los instrumentos nativos del Pacífico están en mi ADN. Nosotros crecimos al ritmo del tambor y la música tradicional del Chocó; por otro lado, soy amante de la tecnología y las máquinas, por lo que en ambos ambientes me siento muy bien.

Desde su experiencia, ¿Qué es la tecnología para la música?, ¿pudiera expresarlo con una analogía?
Desde mi experiencia, la tecnología es una herramienta para llegar a nuevos ritmos y nuevas creaciones, es como cuando un pintor, implementa un aerógrafo.

¿Qué es lo más complejo del negocio de la música?
Todo el tema de la promoción y la difusión es lo más complejo.

¿Cuál es la visión caribe de ChocQuibTown?
Para nosotros no hay diferencias entre regiones. El ritmo, la cultura, la alegría y las ganas de progreso son iguales en todas las regiones. Esa es nuestra visión.

Tostao

La percusión es lo suyo. Desde los ocho años vive en la escena musical. Ha sido integrante de diferentes agrupaciones.

El sencillo Nuquí fue escrito en medio del invierno neoyorquino, pero refleja el calor y el ambiente del trópico ¿Acaso la añoranza de lo que se extraña alimenta la creatividad?
Así es: Nuquí fue escrito en el invierno y claramente nosotros somos chocoanos, somos Pacífico. Donde quiera que vamos, donde quiera que se nos venga la creatividad, siempre vamos a tener un poco de esa añoranza, de esa tierra que nos ha dado tanto. Entonces por ahí, entre tanta lluvia de ideas, salió lo de Nuquí, volviéndolo como una historia de amor, y creo que logramos con una misma lanza coger dos grandes ideas: una buena canción de amor y, además, dedicarla a la región de Nuquí, en la Costa Pacífica.

DSC_2253 copia

Tostao, esposo de Goyo

En la era digital, ChocQuibTown decide publicar un trabajo en vinilo, ¿A qué se debe esta decisión y qué resultado comercial han obtenido?
En esta era digital nosotros claramente entendemos que venimos de la otra parte, de la otra era, que es un poco más análoga. Hay sueños que tenemos por cumplir. Uno de ellos era ver nuestra música en un vinilo lo que, honestamente, va más allá del resultado comercial que esté teniendo, que hasta el momento ha sido muy bueno. Pero, básicamente, son cosas que uno quiere hacer, como editar un vinilo, en algún momento tener un álbum doble, cosas de ese estilo que uno como artista, como persona y como soñador quiere llegar a lograr en esta carrera.

Entre los numerosos premios que han merecido están dos Grammys ¿Cuál es el mejor premio para ChocQuibTown?
El mejor premio cuando uno hace música, cuando hace arte, que básicamente es para que reciba la aprobación de muchas personas, el mejor premio será que la gente lo reciba. En el caso de Nuquí, para citar un ejemplo, que en tan poco tiempo el video haya tenido muchas visitas de nuestros seguidores; que aun un año después de haber salido la gente insistiera en que quería ver un video de esa canción, que hoy en día la gente siga dedicando esa canción… para uno siempre va a ser el mejor premio. Obviamente, siempre que a uno lo nominen uno querrá ganar los otros premios: Latin Grammy, MTV, lo que sea… pero, finalmente, siempre y cuando uno tenga el cariño de la gente, va a tener la gasolina para estar empujando siempre en este medio.

¿Qué es lo más difícil de lidiar con la fama?
Lo más difícil es que estás expuesto todo el tiempo. Cualquier pequeña idea que uno publique va a ser valorada con toda severidad. Eso es un reto, porque ya uno sabe que cada cosa que diga va a ser tomada en cuenta, como una referencia. Entonces uno se vuelve un poco más responsable con todo lo que crea y con la tendencia que empieza a generar, no haciendo apología a cosas negativas, más bien incentivando a la gente que viene detrás a cosas positivas y a echar pa’delante.

¿Qué tanto de caribe tienen?
Nosotros siempre hablamos del Pacífico colombiano, pero nosotros en el Chocó tenemos una particularidad y es que tenemos una cercanía al Atlántico, al Caribe, tenemos mucho de ello. Yo creo que vale la pena aclarar que tenemos esas dos vertientes. Lo de Pacífico es algo que surgió y se acuñó en el lenguaje; pero el Chocó tiene las dos líneas.

¿Cuáles son las próximas metas de ChocQuibTown?
Siempre habrá muchas metas, principalmente escribir buena música, ese es uno de nuestros propósitos. Apuntarle a cosas que se queden en la sociedad, que sean un mensaje positivo. Obviamente, girar, tocar mucho y seguir creciendo en este largo camino del arte.

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*