• Ciudades caribeñas del futuro

Ciudades caribeñas del futuro

Barranquilla, Montería, Apartadó y Turbo son ciudades, consideradas intermedias, que podrían sorprender por su crecimiento y desarrollo en la próxima década, debido a la constitución de alianzas públicas y privadas, que jalonan la inversión extranjera.

 

Por: Redacción Visión Total Caribe

El crecimiento de las ciudades del Caribe las proyecta como subregiones urbanas, por sus ventajas comparativas y estratégicas. En este artículo destacamos tres conglomerados que podrían considerarse las ciudades caribeñas del futuro, debido a los desarrollos portuarios actuales y a futuro, que serán claves en el crecimiento estas urbes en los próximos 20 años.

La primera de estas ciudades es Barranquilla, alrededor de la cual se aglutinan Baranoa, Galapa, Malambo, Palmar de Varela, Polonuevo, Ponedera, Puerto Colombia, Sabanagrande, Sabanalarga, San Cristóbal (Bolívar), Santo Tomás, Sitionuevo, Soledad, Tubará y Usiacurí, los cuales sumarían unos 5,2 millones de habitantes para el año 2050.

La Arenosa es una plataforma diversa, que ha logrado consolidarse en logística, turismo, salud e industria, aspectos que la hacen interesante como espacio para vivir y trabajar. A esto se suma la excelencia en educación, por la cual sus estudiantes y colegios se destacan entre los mejores del país; al igual que sus dirigentes, quienes han trazado políticas públicas a largo plazo y han mantenido planes de desarrollo firmes y con altos indicadores de mejoras en la calidad de vida para los ciudadanos y para las empresas de la ciudad.

Estos proyectos de ciudad mantienen a Barranquilla como una marca de ciudad, con una visión compartida para atraer a los inversionistas extranjeros y que promete una real transformación de la ciudad como la puerta caribe de Colombia.

Como segunda ciudad se perfilan Montería, en Córdoba, y Sincelejo, en Sucre, a las que se integran localidades como Lorica y Ciénaga de Oro.

Montería es considerada por expertos nacionales e internacionales como un milagro de ciudad, pues ha logrado descollar entre las ciudades intermedias. Diversos aspectos la ubican como una urbe moderna, planificada y estructurada, que recibe mucha inversión extranjera y goza de altos niveles de confianza por parte de entes internacionales, que la han convertido en una ciudad pequeña con muy buenos hoteles, servicios, centros comerciales de gran tamaño.

Esta ciudad “bisagra” articula la explotación del recurso agropecuario y su tradicional feria congrega a miles de turistas del país y del mundo, lo que la convierte en una ciudad óptima para negocios especializados y de altos estándares de exportación en el agro.

En fin, Montería es un ejemplo para seguir; es una muestra del resultado de la confianza y la articulación ética de voluntades públicas y privadas, que lograron revertir, en menos de una década, muchos años de olvido y de abandono que hacían que la ciudad solo fuera vista como lugar de paso y quedara rezagada en la ruta a la costa.

Un tercer conglomerado del Caribe lo constituyen Apartadó y Turbo, en el Urabá antioqueño. Con cerca de 700 mil habitantes, tienen una ubicación geoestratégica envidiable, que se verá mejorada en el corto futuro con el desarrollo portuario y con la conexión vial a Medellín y al resto del país que permitirá un desarrollo que complemente su riqueza bananera.

Sin embargo, Apartadó y Turbo tienen el reto de trabajar mucho más por la competitividad y la institucionalidad local, ya que falta un mayor compromiso de los estamentos locales para que se cumplan los proyectos de crecimiento que se proponen. Además, a esta zona con tanta experiencia en banano le falta realizar una apuesta para mover otros productos hacia mercados internos y extranjeros, haciendo uso del tradicional canal exportador.

Por otra parte, desarrollar estrategias sociales, de comunidad y de cultura ciudadana, que favorezcan los procesos locales de cultura, civismo y respeto por el medio ambiente son otros aspectos a implementar en estas regiones.

 

En la revista Visión Total Caribe nos comprometemos a apoyar la conformación redes de comunicación que promuevan los procesos de unión y de fortalecimiento, en beneficio del desarrollo de las ciudades caribeñas.

 

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*