• ¡Esté atento a la negación de servicios de salud y de medicamentos!

¡Esté atento a la negación de servicios de salud y de medicamentos!

Por: OLGA LUCIA MUÑOZ LÓPEZ, Periodista

 

Hay preocupación entre médicos, pacientes e instituciones de salud, por la posible negación de servicios y medicamentos desde el pasado 1º de abril; desde esa fecha, el médico tratante debía empezar a prescribir obligatoriamente los tratamientos, servicios o medicamentos no incluidos en el Plan de Beneficios de Salud (PBS), a través del aplicativo informático MiPres (Mi Prescripción).

La preocupación nace de que se identificaron alrededor de 670 servicios de salud o medicamentos no incluidos ni codificados en MiPres, así estén incluidos en el PBS, por lo que para el médico será casi imposible formularlos y no se entregarán a los pacientes. Lo grave del asunto es que por fuera quedaron servicios y medicamentos esenciales para los tratamientos: por ejemplo, en Bogotá el pediatra Sergio Isaza Villa no pudo recetar a una bebé desnutrida, medicamentos esenciales como vitamina D, sulfato de zinc y carbonato de calcio, por no aparecer en MiPres. Igual situación se teme con pacientes de enfermedades crónicas que deben tomar diariamente un medicamento o pacientes con enfermedades catastróficas o de alto costo, a quienes se negarán tratamientos habituales, sea porque estén o no estén en MiPres.

 

Cabe recordar los criterios por los cuales un servicio o un medicamento no está incluido en el PBS y debe prescribirse a través de MiPres: Tener como fin principal un propósito cosmético o suntuario no relacionado con la recuperación o mantenimiento de la capacidad funcional o vital del paciente; que no exista evidencia científica sobre su seguridad y efectividad clínica; que su uso no esté autorizado por la autoridad competente; que esté en fase de experimentación o deba ser prestado en el exterior.

 

Ante estos criterios de exclusión, el médico tratante está obligado a prescribir sólo aquellos servicios de salud y medicamentos incluidos en el PBS, enviará la prescripción a la EPS y le entregará la fórmula al paciente. La EPS deberá informar al paciente dónde le suministrarán el servicio o la tecnología en los 5 días siguientes.

 

Con Mipres niegan derechos al paciente y limitan al médico

 

Asociaciones de médicos y de pacientes denuncian que el uso obligatorio de MiPres obstruye y limita el ejercicio médico, lo que al final perjudica al paciente. El doctor Isaza Villa afirma que de esta forma, el gobierno coarta la autonomía médica para prescribir desde medicamentos esenciales hasta los de alto costo, aunque sean imprescindibles para el tratamiento requerido por el paciente; coarta la autonomía médica al quitar de las manos de la medicina los medicamentos disponibles para el tratamiento de las personas enfermas; coarta la autonomía médica al obligar a los médicos a pasar más tiempo frente al computador, en vez de dedicárselo a los pacientes y al estudio y discusión de casos. Y al afectar a los enfermos, atenta incluso contra las mismas leyes.

 

Opción: tutela y demandas

 

Considerando que muchas normas expedidas por el Ministerio de Salud en los últimos meses van en contravía de los dictámenes de la Ley Estatutaria en Salud que reconoce la salud como derecho fundamental, y en muchos casos solo aumentan los riesgos para los pacientes, se avanza en la instauración de demandas contra dichas normas por incumplir la constitucionalidad. Y los pacientes siguen recurriendo a la acción de tutela para defender el derecho: hasta el pasado 28 de febrero se habían interpuesto 1.944 acciones de tutela contra EPS en Medellín (en 2016 fueron 8.268). También se considera pedir a la Corte Constitucional una Comisión de Seguimiento a la Sentencia C-313 de 2014 y solicitarle control de legalidad a la Ley Estatutaria en Salud.

 

Reconocer la salud como derecho fundamental tiene grandes implicaciones y realza la dignidad humana, porque así el derecho es de aplicación inmediata y de exigibilidad, y los jueces así deben garantizarlo. Además la Ley Estatutaria también busca reducir las desigualdades en los Determinantes Sociales de la Salud, por lo que el mejoramiento de la salud y elevar el nivel de la calidad es fundamental.

 

Médicos cambian diagnósticos para poder ordenar medicamentos

Ante la nominación del Ministerio de Salud de 10 servicios y medicamentos que deberían ser excluidos del Plan de Beneficios en Salud (PBS), por carecer de eficacia y seguridad, no estar aprobados por Invima o no estar disponibles en el país, se da la situación de que a algunos pacientes se les niega lo que necesitan o de que los médicos cambian el diagnóstico de su paciente, para poder ordenarles medicamentos que sí se ajusten a su necesidad y cuyo uso esté autorizado para ese otro diagnóstico.

 

La situación se presenta con medicamentos, insumos y procedimientos que no tienen código en MiPres o que los tienen para otros usos: serían alrededor de 670 los servicios y tecnologías en salud no incluidos en la plataforma informática de MiPres o solo autorizadas para ciertos usos. Alerta por ejemplo el caso del 50% de los medicamentos psiquiátricos que no tienen registro Invima y por tanto no serían entregados a los pacientes, lo que acarrea las funestas consecuencias de no tenerlos medicados o de tratarlos con un sustituto no tan efectivo ni indicado (pero sí incluido en el PBS).

 

Y se da el cambio de diagnóstico: En Medellín se conoció el caso de una paciente trasplantada a la cual le negaron un medicamento que necesitaba para su situación, por lo que el médico le cambió el diagnóstico por “cáncer”, para que sí le ordenaran el medicamento que requería. Otro caso se presentó con un paciente que sufre Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), al cual le negaron un medicamento cuyo uso no estaba autorizado para esa enfermedad: el médico le cambió el diagnóstico por “trastorno bipolar”, para poder ordenarle el medicamento que necesitaba para EPOC.

Las 10 nominaciones a exclusión (7 medicamentos, 2 servicios y un procedimiento quirúrgico) por el Ministerio de Salud, por considerar que no tienen suficiente evidencia de eficacia y seguridad, son: Teofilina para EPOC; Anakinra para tratamiento de artritis reumatoide; Diazepam y Fenitoína para el tratamiento de la eclampsia; reconstrucción mamaria con prótesis antes de radioterapia post-mastectomía; sombras terapéuticas (maestro o niñero) para tratamiento del autismo en niños; terapias que no hacen parte del enfoque terapéutico ABA para el tratamiento del autismo; dexrazoxano en población pediátrica como cardioprotector en pacientes tratados con doxorrubicina y epirrubicina; Irinotecán para uso pediátrico en cáncer de colon, ovario, bronquios o pulmón; Octreotida en neonatos y lactantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*