• Más “Bananut” para enfrentar la desnutrición

Más “Bananut” para enfrentar la desnutrición

Por: Olga Lucia Muñoz López

Periodista. Redacción VISIÓN TOTAL CARIBE

 

Desde este mes de noviembre la Fundación Social Banacol -Corbanacol- aumentará la producción de la harina de plátano verde con cáscara, “Bananut”, con miras a contribuir a disminuir la desnutrición entre la población colombiana más pobre.

Así lo informó Juan Felipe Laverde Restrepo, gerente de Corbanacol, quién explicó que desde 2006, con el objetivo de expandir sus líneas de intervención e incluir un área de salud con especial énfasis en la parte nutricional para combatir los altos índices de desnutrición en las comunidades de Urabá, se decidió aprovechar los excedentes de la producción de banano verde para crear “Bananut”, que se convirtió en una alternativa de complementación nutricional.

 

Agregó: “Bananut es una propuesta de innovación social sostenible, ya que Banacol como parte de su Responsabilidad Social Empresarial, garantiza el abastecimiento de la materia prima: el banano que no se exporta. Y Corbanacol lo transforma en su planta de producción propia y lo distribuye como harina desde hace 10 años en donaciones a hospitales, centros de recuperación nutricional, alcaldías, otras fundaciones empresariales y sociales, en una apuesta por la población de Urabá”.

 

El gerente recordó que, ante problemas de desnutrición gravísima por falta de acceso a alimentos y la anemia infantil en Urabá y Chocó, Corbanacol decidió aprovechar sus excedentes de exportación en este  complemento nutricional para los niños de la región. Y se desarrolló “Bananut Plus”, fórmula enriquecida con hierro, vitamina A, zinc y ácido fólico para atacar altos índices de anemia y desnutrición.

 

Con asesoría de expertos y de instituciones como Maná y FAO, se construyó la planta que hoy tiene un promedio de producción semanal de una tonelada, se donan 2 toneladas mensuales y con la optimización como planta industrial este mes de noviembre, se espera pasar a 10 toneladas diarias de producción. Indicó el gerente: “Considerando la sostenibilidad y que el mercado internacional está pidiendo nuestra harina que es libre de gluten, vamos a venderla en mercados externos para así tener más recursos y ayudar a más niños, porque por ser fundación en la medida en que sea sostenible el proyecto podemos hacer más inversión social”.

 

La meta es producir un alimento que le llegue a las poblaciones más pobres y vulnerables de Colombia, para impactar más de un millón de personas al año: aquellos que no tienen todos acceso a otros complementos como la Bienestarina o que siendo afiliados del régimen contributivo en salud no les autorizan suplementos nutricionales, aunque ganen un salario mínimo y no les alcance para comprarlos.

 

“Bananut” se distribuiría en alianzas institucionales, para contribuir a recuperar niños en estado de desnutrición en el país. Con universidades se han diseñado recetarios que se distribuyen entre la población, con preparaciones como colada, sorbetes, crepes, sopas y productos de panadería, entre otros. Así se entrega un complemento nutricional ideal a niños y gestantes, se han potenciado iniciativas comunitarias y de emprendimiento que aprovechan este producto y se potencia el consumo de un alimento tradicional y autóctono de la región, de fácil acceso y económico, que ha sido muy bien recibido por los niños y población rural e indígena

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*