• Montería tiene todo para consolidarse como ciudad sostenible de clase mundial

Montería tiene todo para consolidarse como ciudad sostenible de clase mundial

Montería tiene todas las potencialidades y planes para consolidarse como una de las ciudades más sostenibles del mundo entero.

Si bien Naciones Unidas reconoció en octubre de 2016 a Montería como una de las 10 ciudades más sostenibles del mundo, al lado de urbes como París, Belo Horizonte, Yakarta, Singapur, Quito, Edmonton, Boulder, Umea y Petaling Java, los desafíos para hacer honor a ese sitial están a la orden del día.

El logro no fue de generación espontánea: obedece a un plan estratégico que se trabaja hace 9 años, para convertir a Montería en una de las ciudades más sostenible de Colombia. El plan está compuesto por 4 ejes: Verde urbano, movilidad sostenible, energías renovables y agrópolis.

En el eje Verde urbano se construyó un hermoso parque lineal llamado “Ronda del Sinú”, se construyeron 80 parques y esperan construir otros 50 en los próximos 4 años. En movilidad avanza un plan estratégico de transporte público con ciclo-rutas y bicicletas públicas. En energías renovables, semáforos funcionan con luz solar y alumbrado público con luces LED. Y en agrópolis trabajan en un modelo de desarrollo que logre sinergia entre el campo y la ciudad.

Además, se convirtió al río Sinú en eje fundamental del desarrollo de Montería, para que sea un corredor de inclusión social, articulador del territorio y de desarrollo turístico y recuperación ambiental, con capacidad de integrar y dar vitalidad a sus dos márgenes en un proceso de transformación productiva y formación de capital humano, buscando mejorar su competitividad.

En este megaproyecto de convertirse en ciudad sostenible, Montería ha invertido más de $300.000 millones: En Ciudades Amables, sistema estratégico de transporte público, inyectaron $200.000 millones en vías, andenes, recuperación del espacio público. En la Ronda del Sinú construyeron unos 7 kilómetros de parques con inversión superior a $30.000 millones y se ampliará al sur en casi 3 kilómetros más. Un puente que se llamará Paseo de las Iguanas, con inversión de $12.000 millones, conectará ambas rondas del río y será un ícono de la ciudad.

También se diseña el transporte fluvial por el río Sinú, con apoyo de Findeter: pequeñas embarcaciones que funcionan con energía solar, conectarán la ciudad de sur a norte y de norte a sur, por el río. Será un modelo piloto de Latinoamérica.

En suma: Montería tiene todas las potencialidades y planes para consolidarse como una de las ciudades más sostenibles del mundo entero, pero para lograrlo debe superar sus muchas dificultades de ciudad intermedia. Afortunadamente la continuidad de las administraciones municipales en construir y continuar con su visión de ciudad y el modelo propuesto, convirtieron a Montería en la “ciudad sorpresa” del Caribe colombiano.

Y para alcanzar todas estas metas, debe resaltarse igualmente el apoyo de la empresa privada, de la academia y de toda la ciudadanía, para empujar todos hacia nuestro sueño compartido de ciudad sostenible de clase mundial. Un esfuerzo que debe continuar y consolidarse. Ese es el reto.

 

Comentar

Su correo no será publicado. Todos los campos son obligatorios*